Universidad, 5to semestre, clase de apreciación visual 7 am. Me presento en pants, con ojeras, estuvimos casi toda la noche trabajando en la entrega final y claro que me veía fatal. Minutos más tarde entra al salón mi amiga la cual era parte de mi equipo, en jeans, arreglada, un poco pintada, y podría jurar que traía tacones, (estaban de moda en ese entonces). Estaba agotada igual que yo, habíamos dormido lo mismo; se sienta a lado de mí, me ve, y me dice “de broma”: ¿Si sabes que te cuesta el mismo trabajo vestirte bien que vestirse mal, verdad? Y si lo piensas, te da idéntico ponerte unos jeans que unos pants, unos tacones que unos tennis, una blusa linda en vez de una sudadera. Y pues sí tenía razón. Lección aprendida: nunca más. 

Sería una mentira decir que desde entonces estoy perfectamente arreglada todos los días, muchas veces no me da la vida… pero ese día nunca se me va a olvidar, y créeme ya pasaron muchos años.

Gracias al comentario de mi sabia amiga a sus cortos 22 años, aprendí que hacer de mí, y de mi vida algo lindo y especial es una decisión. No es cuestión de tiempo, ni de esfuerzo, ni de dinero, es cosa de querer hacerlo y punto. 

En pocas palabras, es cuestión de, ZashUp your life! 

Lo mismo te cuesta comer en un plato lindo en vez de en uno equis, poner un mantel de algún color especial y una servilleta bordada, que la típica blanca de papel y tus individuales viejos y descuidados, usar unos cubiertos “normales” que unos de bamboo preciosos, un vaso de vidrio soplado de colores que el vaso que usas todos los días. Te toma el tiempo y esfuerzo: sacarlos, usarlos, lavarlos y guardarlos, ¿lo has pensado?

Te prometo que si desayunar, comer, tomar café, o ¡lo que sea! en un tableset lindo no te causa un efecto de felicidad instantánea cambio de carrera y me vuelvo abogada. Sabemos que no hay nada más generoso que comer en una mesa espectacular,  pero casi siempre sucede alrededor de ocasiones especiales. Y aquí es donde está el truco, hazlo diario, todos los días, sólo o acompañado, créeme que es como magia, tus días, o por lo menos esos momentos, serán otros.

Confía en mí, es lo mismo, pero no… ¡ZashItUp!


Dejar un comentario